#5  Imogen Cunningham

(para ver la galería, hacer click en la imagen)

Imogen Cunningham (1883-1976) es una de las grandes fotógrafas del siglo XX. Pionera en realizar desnudos masculinos, fue también una gran retratista. Está considerada como la inventora del “robado”, esas fotografías espontáneas hechas sin que el sujeto lo sepa. Era también una mujer de fuerte carácter y firmes principios. Cuando la contrataron para retratar a varias superestrellas de Hollywood y le preguntaron a quién quería fotografiar, su respuesta fue: “A hombres feos”. Entre los hombres ‘feos’ que fotografió estaban los actores Cary Grant, James Cagney y Spencer Tracy. Fue, además, una de las integrantes del efímero pero famoso grupo f/64 junto a fotógrafos de la talla de Ansel Adams y Edward Weston.


Cunningham compró su primera cámara cuando tenía 18 años. La encargó por correo y le costó 15 dólares. Era una cámara de madera de 4×5 pulgadas con una lente rectilínea y un juego de placas de vidrio. Aprendió a usarla ella sola, sin formación ni ayuda de nadie, pero, en ese primer momento, la fotografía no la convenció del todo y decidió estudiar química y botánica en la Universidad de Washington.


Pero este alejamiento de la fotografía no le duró mucho. Durante su último año universitario, y mientras escribía su tesis sobre procesos fotográficos, descubrió el trabajo de Gertrude Kasebier, considerada la madre de la fotografía estadounidense moderna. Fascinada por lo que vio, entonces sí, tomó la decisión de dedicarse a la fotografía.


En 1922, cuando fue a visitar y fotografiar a Edward Weston, encontró a Weston con Margrethe Mather, su modelo y amante en aquella época. Aunque Weston estaba casado y tenía hijos, era un mujeriego empedernido y tenía constantes aventuras que su mujer, Flora, parecía tolerar.


Imogen fotografió a la pareja en un momento en el que la relación de tambaleaba. A Weston se le ve ausente en las fotos, mientras que Margrethe parece angustiada y algo perdida. Cunningham fue lo suficientemente hábil para captar ese momento doloroso e íntimo que vivía la pareja a través de la cámara.
Genio y figura. Imogen Cunnigham murió en Nueva York en 1976 a los 93 años de edad.

close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star